Retomando la construcción del pasado.

Pensar en el futuro debe hacerse de forma empática y reflexiva, acompañada por una forma de construcción consciente y responsable, siendo esto un beneficio para todos.

Empezando en los años de la industrialización y llegando hasta hoy en día, en muchos casos, se han construido m2 pensando sobre todo en la técnica y en lo meramente material. Durante esos años, nos hemos olvidado de cuestiones intrínsecas a la construcción de nuestros antepasados, como son el ser humano y la tierra.

 

Los más concienciados, ya llevan décadas avisando de que no se podía seguir con esa desconexión, sobre todo frente al avance del cambio climático. Pero parece que es ahora, unido a una crisis de valores y del sistema, cuando estamos empezando a tomar conciencia (consciencia), entre otras cosas porque no nos queda más remedio ya que el planeta nos está haciendo señales de aviso importantes.

Pensar en  utilizar otros materiales con los que trabajan, en el estudio se encuentran la tierra (tabial y adobe), piedra (sillería, mampostería, piedra seca…), aislantes naturales como el corcho y la celulosa, morteros de cal, etc.

Las casas ecológicas se diseñan teniendo en cuenta criterios de autosuficiencia energética. Esta autosuficiencia comienza con un cambio de conciencia en el consumo. Tenemos que reducir nuestro consumo de recursos y hacer un aprovechamiento racional de ellos: recoger agua de lluvia, aprovechar la energía del sol, el viento… Cabe destacar que todas estas características ya existían hace siglos, y gracias a este tipo de iniciativas poco a poco vamos retomándolas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *